Páginas vistas en total

miércoles, 29 de enero de 2014

Los hábitos de Estudio

Los hábitos se logran a través de la repetición de acciones en condiciones similares. Si lo que se busca es generar hábitos de estudio, se debe repetir la acción de estudiar de forma ordenada y contínua.
Aquí algunos consejos para ayudar a su niño o niña a adquirir buenos hábitos de estudio:
1. Ayude al niño o niña a definir un espacio de estudio, tomando en cuenta que sea un lugar tranquilo, sin distracciones. El definir un espacio ayuda al niño o niña a concentrarse en la tarea ya que relacionará ese espacio con el estudio y no con otras actividades. Si el lugar de estudio del niño o niña es la mesa de comer, puede colocar un mantel o tapete distinto cuando sea la hora de estudiar para que así el espacio se “sienta” distinto.
2. Es importante determinar un horario de estudio con el niño o niña. La clave para generar hábitos es repetir las acciones en similares condiciones, esto es, desarrollarlas en el mismo lugar y a la misma hora. Por lo tanto, hay que establecer una rutina de estudios, fijando una hora determinada de inicio. Una buena idea puede ser el empezar a estudiar o hacer las tareas de una materia o curso que no le represente poca dificultad al niño o niña, para no desanimarlo. A estas materias o cursos se le dedicará el menor tiempo, priorizando las materias o cursos en los que tenga dificultad el niño o niña. El tiempo de estudio por día puede variar entre dos a cuatro horas, con pequeños intermedios de 10 minutos cada 45 minutos, para evitar el cansancio y el aburrimiento.
3. Para fijar la idea del horario de estudios sería buena idea elaborar un calendario en donde el niño o niña pueda visualizar el tiempo que debe dedicar a sus estudios. El calendario también podría servir para visualizar los avances: al terminar de estudiar determinado curso o materia, se coloca un signo indicando que dicha tarea se cumplió.
4. Los incentivos son importantes para los niños. Estos pueden ir desde horas de televisión, tiempo para jugar o un dulce especial hasta una visita a algún lugar favorito. Lo importante es hacerle saber al niño o niña que uno aprecia su esfuerzo.
Por último y no por esto menos importante, lo mejor que podemos hacer como padres es acompañar a nuestros hijos o hijas en el estudio, interesarnos por sus problemas y logros en el colegio y estar pendientes de sus avances.

Recuerde, los hábitos se desarrollan con paciencia y constancia.